maltrato infantil

MALTRATO INFANTIL

Un niño, según la Ley considerando como tal en este sentido a todo menor de 18 años, es maltratado o abusado cuando su salud física o mental o su seguridad están en peligro, ya sea por acciones u omisiones llevadas a cabo por la madre o el padre u otras personas responsables de su cuidado; produciéndose entonces el maltrato por acción, omisión o negligencia.”

La época contemporánea vive aún la gran paradoja social de que a pesar de la universal promulgación de los Derechos del Niño y su ratificación a través de la repetida y periódica celebración de convenciones internacionales sobre el tema, en las cuales son reafirmados dentro de los derechos humanos civiles, políticos, sociales, culturales y económicos la violencia contra la mujer y los niños en el hogar continúa siendo un problema tan amplio que tiene serias consecuencias para ellos y sus familias, las diferentes sociedades en particular y el mundo en general.

En este punto, se ha subrayado la violación sistemática de los Derechos del Niño, en el área de Colombia, región en la cual resulta cada vez más necesaria la propuesta de soluciones a esta grave problemática social.

La búsqueda de posibles respuestas al problema planteado es esencial, pero para que estas respuestas sean efectivas y apropiadas es indispensable aislar metodológicamente la causa de tal violencia. En Colombia se ha comenzado por reconocer en la nueva carta constitucional que los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás y que se encuentran enmarcados dentro del decálogo universal de derechos de la infancia. Resulta un punto de prioridad en las preocupaciones sociales, destacar la común violación de uno de ellos: "Los niños deben ser protegidos contra toda clase de abandono, crueldad o explotación". La experiencia de la supresión de este derecho genera un tipo de niño en condiciones especialmente difíciles, que es aquel menor en estrategias de sobrevivencia, menor de la calle, institucionalizado, víctima de maltrato y abandono, víctima de conflicto armado, víctima de desastres naturales y ecológicos y niños con necesidades insatisfechas de atención preventiva.

“El derecho infantil es una legislación destinada a proteger los derechos del menor. En el marco de la ley, los niños están considerados bajo dos aspectos: en cuanto individuos, siempre han gozado de una posición especial, en particular en lo relativo a lo que se les consiente hacer. Dentro de la familia, sin embargo, se ha tenido que esperar hasta el siglo XX para que el Derecho interviniera en sus vidas, ya que en otro tiempo eran los padres (y el padre por regla general) los que regían las vidas de sus hijos”.

En Colombia, el problema de salud representado en el síndrome de maltrato infantil debe ser analizado teniendo en cuenta un problema más amplio de violencia política que vive la nación y la caracteriza.

En el país, se puede afirmar, dos son las génesis de la violencia sufrida en el último medio siglo. En los años cincuenta el entorno político impide un espacio de participación democrática al tercero, al externo social, como contraposición a la participación política bipartidista tradicional (interno social).

Bajo dicho contexto político cerrado se genera una tipología familiar e individual que hoy aflora como ira narcisística. De los años setenta arranca un proceso de evolución acelerada y crecimiento de indicadores socioeconómicos que irrumpe de manera abrupta sobre la idiosincrasia del país, generando procesos de respuesta ciega a transformaciones no plenamente comprendidas por una sociedad que, aún hoy, es parroquial y tradicionalista. Fenómenos como la aparición de sectores sociales emergentes, búsqueda de posiciones de clase con sustento económico de origen ilícito, violencia indiscriminada de carácter no político sumada a aquella de origen subversivo, tercerismos políticos surgidos de movimientos contestatarios en los partidos tradicionales o como resultado de nuevas fuerzas de coalición, arribismos de todo género coinciden como una nueva caracterología de la violencia colombiana que declina en la reciente reforma constitucional, dando paso a un proceso de participación que incluye al tercero dentro del interno social.

De la misma manera que este macrociclo violento pareciera cerrarse finalmente, bajo un proceso jurídico y civilizado de apertura política y democratización nacional, el micro cicló intrafamiliar que reproduce a través de la pedagogía negra un problema tan grave como el que se deriva del maltrato infantil, sólo puede tener solución al interior de este núcleo con un proceso de transformación familiar, a nivel de cambio de su sistema actitudinal y de valores.

 

http://galeon.com/maltratoinfan/index.html navegar en el sitio